Padre ateo; madre testigo de Jehová; él, anti-Iglesia; pero llegó el amor y actuó el Espíritu Santo

Alberto Mestre y su esposa María José en una foto informal... a él le gustó el amor y la alegría que veía en la familia católica de ella
Alberto y María José. Le gustó el amor y la alegría que veía en la familia católica de ella

Padre ateo; madre testigo de Jehová; él, anti-Iglesia; pero llegó el amor y actuó el Espíritu Santo.

La historia del madrileño Alberto Mestre y su esposa María José es una ráfaga de esperanza para todos aquellos que aman a Dios y también aman a un cónyuge que está lejos de la Iglesia. Dios siempre encuentra sus caminos.

Padre ateo, madre testigo de Jehová
Alberto explica el papel de lo religioso en su pasado familiar. “Mi padre era ateo y pasota, su pasión eran los negocios. Mi madre nos bautizó de bebés, yo incluso hice la Primera Comunión. Pero mis hermanos pequeños ya no la hicieron, porque mi madre entró en los Testigos de Jehová. Empezó a llevarnos al Salon de los Testigos a los 4 niños. Allí había gente buena , alguna muy maja, otra más fanática, la mayoría normal. Eso sí, eran insistentes en sus reglas: como vestir, cómo cortarse el pelo… y eso me cansaba”.Continuar leyendo