Yo aborté y digo que el aborto no es una salida, sino la entrada a un camino lleno de sufrimiento

El aborto es  especialmente doloroso. Tu hijo murió por tu acción.

El aborto es doloroso. Tu hijo murió por tu acción, y nada lo devolverá a la vida.

Yo aborté y digo que el aborto no es una salida, sino la entrada a un camino lleno de sufrimiento.

ReL recomienda, publicado en La Opción V y en Aleteia, este testimonio de una mujer que abortó con 26 años y con sus estudios profesionales ya cursados. Tenía incluso el apoyo de su pareja. Pero aún así el miedo al futuro le llevó a abortar.

“En el instante que salí un terrible arrepentimiento me invadió porque se me abrieron los ojos: ¡había matado a mi propio hijo!”, recuerda. Estas son sus palabras.

El aborto provocado es un recuerdo especialmente doloroso porque sabes que tu hijo murió por tu acción y que nada le devolverá a la vida

Continuar leyendo