«Providas hipócritas, dadme un millón de dólares o abortaré», pero era sólo un truco publicitario

Las embarazadas requieren una atención especial

Las embarazadas requieren una atención especial

«Providas hipócritas, dadme un millón de dólares o abortaré», pero era sólo un truco publicitario.

En pleno debate sobre el aborto en Estados Unidos, una mujer publicó una carta en la que amenazaba con provocarse un aborto a los 7 meses de gestación a menos que una colecta de grupos provida le pagaran un millón de dólares.

El reto corrió como la espuma y se hizo viral en Internet.

La mujer -que mantenía su anonimato- criticaba a los grupos provida y los acusaba de hipocresía. Calculaba que dada la gran cantidad de personas provida en EEUU, con que cada uno entregase unos centavos podrían comprar el derecho a vivir de su feto, lo gestaría y entregaría en adopción.

Continuar leyendo