Una historia impactante que mira a este controvertido tema desde el punto de vista que nunca se escucha

La madre abortó quemando a su hija. 29 años después, ella decidió vengarse

El aborto es un tema envuelto en mucha controversia. Algunas personas están a favor, otras están en medio, aceptándolo solo en casos de violación y deficiencias graves. Pero también existe gente en contra, diciendo que abortar es lo mismo que matar. Esta mujer también defiende esa idea…

Gianna Jessen tiene 29 años y sobrevivió a un aborto. Su madre fue a una clínica para “deshacerse” de ella, cuando ya estaba casi al final del embarazo… con 7 meses y medio.

Allí, los médicos aconsejaron a la mujer que abortara a través de la inyección de una solución salina en el útero, que hace que el bebé se queme por dentro y por fuera, y después nazca muerto. Pero cuando todos pensaban que había terminado, algo impresionante sucedió…

¡La bebé nació viva! Contra todas las expectativas, la niña sobrevivió… Gianna quedó con algunas secuelas a causa de la falta de oxígeno, como su parálisis cerebral.

29 años después, decidió “vengarse” de su madre, de la mejor forma que existe. Sin violencia ni odio, sino ¡siendo embajadora contra el aborto!

La joven activista ha dado conferencias en varios lugares del mundo, dejando un poderoso testimonio: su vida. Su caso da qué pensar, pues ella no estaría en este mundo si el aborto hubiera funcionado… Ella agradece a Dios por haberle concedido el don de la vida y no dejar que su madre decidiera por ella.

Mira y comparte el discurso de Gianna, vale la pena.

 

Fuente: Aleteia

 

 

 

 

 

Puedes compartir en las redes.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn